viernes, 28 de febrero de 2014

INNUMERABLES DESTELLOS


Las calles
de una ciudad sin ruido
hoy ríen bajo balcones tornasolados,
mientras las luces se uniformaban
ante un arcoíris con máscaras.

Trajes risueños al compás de eufóricas danzas
representan fascinantes e imborrables jolgorios,
en el momento que las avenidas
se iluminan en medio de idolatrados sujetos.

¡Llegan los tambores y silbatos al unísono!
Al mismo tiempo que entonan
lágrimas de vida,
en la belleza de sus renombrados rostros.

Las calles hoy vociferan historia
entre acordes e innumerables destellos.