miércoles, 22 de mayo de 2013

HOY, MAÑANA























Hoy el despertar se olvidó del nuevo día,
falsa memoria sumergida,
borroso recuerdo,
difuminado instante.

Ese instante
cuando a milímetros de ti respiro,
te desnudas,
me desnudo,
en antesalas repletas de silencios.

El amanecer apareció vestido de noche
emulando la oscuridad del cielo,
la hostilidad del corazón
que te presiente.

Te presiento frente a mi sonora,
mi cielo,
no mendiga tu voz la corona,
tu ofrenda,
mi lirio.

Domingo de espinas sin sus rosas,
de letanías,
soledades,
amarguras,
lágrimas de ti.

Hoy,
mañana,
estás aquí en el alma mía,
aurora en la sal de lágrimas vertidas
y entre suspiros agua cristalina.

Dueto: Guadalupe y Silvia