viernes, 17 de mayo de 2013

FIEL COMPAÑERA












                                       Una miel
                                 es un beso
                   en el presente
 con  sabor a menta viva…

Aquel beso azul
de diciembre albo,
unos dedos frescos de soledad
perfilaban el latente destino,
alumbrando un fino cristal
de un alma fiel y perpetua compañera.

Desnuda  la piel con rostro de cielo
en un lienzo de satén de rojo intenso,
se reflejaba en un espejo plateado
enmudeciendo  las paredes de alabastro,
mientras unos centelleantes ojos perplejos
observaban la tez pura y tibia.

Una sonrisa en el labio húmedo,
quebraba el irisado frío
como gotas del rocío fértil transparente,
serena su voz  fluía en el alma blanca,
lenta
       penetrante,          
                    sin límites,
                                sin palabras…