domingo, 31 de marzo de 2013

CONTRA CORRIENTE


















Aquel abril pasaba lento
aguardaba en el sillón de cuero desgastado
el frío séquito de la soledad…

Allí estaba remando contra corriente,
perdida,
inmune,
olvidada en la sombra
en un recinto sin vistas
cual testigo era un ofuscado sueño
que embestía a sorbos a la animada muerte.

La opaca existencia permanecía con voz sugerente,
cual sugerente voz tiembla nerviosa en la boca
ante un discurso que revela tu desnudo diario.

Ya sé,
que mi pensamiento demente
vació el alma y emborrachó los sentidos,
mas las luces a veces dejan huellas imborrables
en las pupilas  frágiles
cuando  los labios se postran en el rostro,
en la calmada  mente.

Quisiera partir con la música en el pecho
y regresar a la fiel morada vestida de risas,
mas la pulpa de la vida me enseñó
a disfrazarme de asfalto y cerrar las grietas del llanto,
mientras,
te espero ilusionada con las manos temblorosas
y en los ojos un aliento terso impregnado de adioses
decoloran la amarga flor marchita sumergida en el barro.

Autora: SILVIA