viernes, 21 de marzo de 2014

LIBRE EN TU LIBERTAD


Al romper el día,
quiero escribir las palabras que me faltan
sobre un desnudo folio en blanco,
mientras a media voz me dices
que no te has ido.

Libre ante la brisa voy susurrando historias
con el mismo amor en cada palabra,
esa que entre mis huesos
me calla para seguir amándote.

Y a contraluz,
déjame recordarte la belleza de lo intocable,
la libertad de imaginarte
aunque pretendo seas mi fiel compañera
en cada una de mis sentencias.

No pienso ocultarte
ya que por un minuto vestiste mis silencios
y el adiós de insociables ternuras,
cuando bajo la tierra se acomodó
el sin sabor de mi presente.

Qué decirte
puesto que a contracorriente muchos te señalaron
sin piel ni nombre entre latentes espinas.
Ahora,
te pienso en las madrugadas,
en las pinceladas de los naranjas ocultos
del mismo modo en tu interminable larga vida.

Soy libre en tu libertad.