jueves, 31 de julio de 2014

AL ROMPER EL DÍA



He impulsado besos en las tinieblas
del mismo modo que defraudé a mi sonrisa,
sin embargo los grilletes se ensanchan
ante ropas disfrazadas de verdad.

Cerca de los sentidos propios
he tocado fondo,
tanto,
que mis pertenencias se arrastran
entre el remordimiento y las ansias.

Pero al romper el día
me desperté del letargo
que me arrojaba culpas,
fue imposible
bailar tan lejos de ti.